Trucos y consejos

Cómo pelar un tomate sin necesidad de escaldar
Hoy voy a hacer un guiño a nuestros mayores y a esa sabiduría popular que se está perdiendo. Deberíamos poner en práctica algunos consejos y trucos que se utilizaban entonces y que siendo muy sencillos, son a la vez de gran utilidad.
A veces no nos damos cuenta del gasto de agua y energía que supone escaldar unos tomates. Si se trata de un kilogramo de tomates o más, estaría justificado. Sin embargo, no es lógico poner agua a calentar para pelar uno o dos.
¿Cómo lo hacían nuestras abuelas?
Cogemos el tomate y vamos deslizando el cuchillo sobre la piel, de manera que no la perfore.

Pan sin gluten
Las personas intolerantes a la lactosa y/o el gluten muchas veces prefieren elaborar productos como el pan y el yogur, pues además de ser más sano, también es económico. Algunas marcas sin gluten especifican la cantidad de harina y de agua que debe añadirse. Sin embargo, no siempre sale bien el pan siguiendo ciertas instrucciones. La que mejor resultado da, tanto en máquina panificadora como manual, es la receta de la harina Schar Mix B. Aún así, podéis emplear esta receta con cualquier otro preparado panificable sin gluten.

Cómo secar volaores
En Marbella, como en muchas ciudades costeras, se ha perdido la costumbre de secar el pescado, una tradición que parece que se está recuperando de la mano de jóvenes cocineros. 
En la ciudad, en los años sesenta existían cuatro saladeros de pescado: el de la familia Haro; el de la familia Villalobos; la familia Lima y el de Antonio Ruiz Muiño.

Té a la hierbabuena o té moruno
El té con menta es una de las bebidas más tradicionales de los países árabes. Ellos están acostumbrados a tomarlo tanto en invierno como en verano, pues ayuda a combatir la sensación de calor. 

La importancia de elegir la harina adecuada
Aunque los roscos de vino solo se elaboran en casa durante la Navidad, estos días he tenido que hacer de nuevo a petición del más pequeño, mi nieto, que a sus 27 meses todos los días me pedía "coscos" hasta que se terminaron (y qué no haría una abuela por su nieto).
Para su elaboración, ya mi abuelo en los años 30 empezó a sembrar un trigo especial denominado -según mi madre- cañivano. La característica del mismo es que producía muy pocos granos pero su harina era muy fina. Mi abuelo poseía un molino harinero y era experto en la materia. 

Ayer estuvimos en la presentación del libro 'Recetas con agar y otras de siempre', de Lucrecia Zurdo, publicado por ediciones Algorfa.
Es un libro muy interesante donde su autora comparte con todos los interesados recetas tradicionales y consejos con agar-agar, un alga que se utiliza poco en la cocina y que ella considera "el futuro de la gastronomía".
Felicidades por este nuevo libro y por la energía que derrocha a sus 94 años. Todo un ejemplo de vitalidad y optimismo.

Estamos en el primer domingo de adviento. En casa hemos preparado nuestra corona con gran ilusión y esta mañana hemos encendido la primera vela, de color morado, hemos leído el pasaje correspondiente.
Cada día la encenderemos hasta el próximo domingo, momento en que se prenderá la segunda; así, sucesivamente, hasta el día 22. La última será la vela blanca. Mientras, rezaremos por la unión de la familia y la paz del mundo.

El jazmín es una pequeña y delicada flor de la época estival. Su delicadeza estriba en que es flor de un día y en que si no la manipulamos con cuidado, se puede estropear. En los patios de Marbella era muy común tener un jazmín. A la caída de la tarde, se recogía la flor para hacer una biznaga y dejar sobre la mesa para ahuyentar los mosquitos, además de perfumar el hogar. A mí particularmente me gusta mucho y la utilizo para decorar la mesa en verano. En estos meses es muy típico encontrarse a la caída de la tarde en Málaga a biznagueros. Mi hija también comparte esta afición y como le gustan mucho, se le ocurrió que para su boda quería llevar un ramo de biznagas. 

Hoy vamos a ver cómo se elaboran tres bebidas refrescantes y algunas de las propiedades que se le reconocen. Me refiero al toronjil, la caña santa y el carcadé.
El toronjil es una planta digestiva y calmante, recomendada para palpitaciones y conocida como repelente de insectos. 

Hace algunos años en los restaurantes era habitual servir los licores de cortesía en unas botellas de hielo decoradas con motivos florales o frutales. Personalmente, me encantan; aunque creo que últimamente han caído en desuso, como ha ocurrido con la tortilla alaska, que también es uno de mis postres preferidos. No había una fiesta o cena que se preciara que no culminara con la maravillosa puesta en escena de este postre. Espero que como las modas -que van y vienen-, esta vuelva pronto.
Yo sigo utilizando mi botella de hielo para servir los licores o refrescar bebidas.

Esta receta me la dio una amiga que vive en Italia. Ella la usa para todo (pastas, carne, acompañamiento de arroz) y está riquísima.
Ya me contaréis.
Ingredientes:
1 lata de tomate natural entero
1 cebolla
1 zanahoria
1 penca de apio
Sal
Pimienta (si gusta)

Salsa de carne para lasaña o macarrones
Ingredientes:
1 k. de carne picada de cerdo y de ternera
1 k. de tomates pera
2 cebollas
1 ajo
1 pimiento rojo y 1 verde
3 zanahorias
1 rama de apio
1 puerro
1 copa de vino
Sal
Aceite.

Una de calabazas
Estas son los restos de la cosecha de calabazas del año pasado. Me gustan las calabazas por su versatilidad ya que se pueden utilizar tanto para sopas, como para decoración o para agua. Crecen con facilidad y una vez recolectadas, si se cogen en su justo punto de madurez, duran de un año para otro. Ya tengo las semillas preparadas para plantarlas el próximo mes y espero conseguir una buena cosecha.

Qué hacer con una cebolla brotada
Una de las filosofías de la cocina es aprovechar todo y más en estos tiempos. Incluso con algo tan humilde como una cebolla brotada podemos conseguir un manojo de cebolletas. Solo tenemos que sembrarla -si no disponemos de huerto- en una jardinera. En cuanto que empiece a brotar la cebolla, la podemos sembrar...

Cómo aliñar el pescado
Sé que cada día son más las personas que no compran pescados pequeños, como jureles o boquerones, porque no saben cómo aliñarlos o porque les da pereza. Sin embargo, yo soy partidaria de limpiarlo en casa porque no soy partidaria de que me lo manipulen. Así que voy a compartir con todos vosotros unos sencillos trucos para aprender a limpiar de manera sencilla nuestros exquisitos jureles, pues pronto empieza la temporada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada