martes, 31 de mayo de 2016

Sopa de espárragos

Ingredientes
Un kilo de espárragos trigueros
Una rebanada de pan asentado
Tres huevos
Tres o cuatro dientes de ajo
Dos ñoras
Aceite de oliva virgen
Una cucharada de pimentón dulce
Sal

Elaboración
Lavar los espárragos, trocearlos y reservar.
Freír en un fondo de aceite el pan, los ajos y las ñoras. Pasar al mortero, triturar y reservar.
En el mismo aceite freímos los espárragos con un poco de sal, removiendo continuamente para evitar que se quemen.
Cuando estén casi fritos, agregar el pimentón, remover y cubrir de agua caliente. Dejar cocer hasta que estén tiernos y entonces agregar el contenido del mortero, dejando que se integren los sabores y rectificando de sal.
A continuación batimos los huevos como si fueran para una tortilla. Integramos los huevos batidos en la cazuela y dejamos cocer todo unos minutos más.
Al servir se puede acompañar con zumo de limón para aderezar la sopa.

jueves, 26 de mayo de 2016

Mermelada de limón

Ingredientes
Un kilo de limón (peso neto)
Dos litros de agua
Un kilo aproximadamente de naranjas de zumo
Dos kilos de azúcar

Elaboración
Limpiar bien los limones con agua caliente y un cepillo para retirar las impurezas de la piel. Partirlos por la mitad y, sin retirar la piel, cortarlos en finas láminas.
Exprimir las naranjas y reservar las semillas en una bolsita de tela.
Poner en un recipiente suficientemente grande los trozos de limón, el zumo de las naranjas, el agua, las semillas y dejar reposar todo 12 horas.
Transcurrido ese tiempo, ponemos el recipiente a cocer hasta que la fruta quede tierna y se haya evaporado un tercio del volumen del conjunto. Una forma de controlar esto es marcar la altura inicial del líquido en una cuchara de madera, como muestro en la fotografía.
Cuando se haya evaporado el líquido y la fruta esté tierna, retiramos la bolsa de las semillas y, para aprovechar la pectina que quede todavía en ellas, colocamos la bolsa entre dos platos de postre y presionamos los platos sobre la cazuela para que caiga en ella la gelatina.
Seguidamente retiramos del fuego y agregamos el azúcar. La removemos hasta que se disuelva completamente y volvemos a poner el conjunto al fuego para que siga cociendo entre 25 y 30 minutos.
¡Atención! Es un error muy común seguir cociendo la mermelada esperando que espese. Si lo hacemos la fruta acabará endureciéndose y nos quedará una mermelada caramelizada. Si, por el contrario, respetamos el tiempo de cocción, obtendremos una mermelada líquida que se irá espesando a medida que se enfríe, quedando en su punto óptimo cuando esté completamente fría.

lunes, 23 de mayo de 2016

Albóndigas con sopa de sobre

Ingredientes
Un kilo de carne picada, mitad de cerdo y mitad de ternera
Un sobre de sopa de rabo de buey
Dos huevos
Una cucharada de curry
Una cucharada de harina
Una cebolla
Una zanahoria
Aceite
Sal

Elaboración
Mezclar la carne con el contenido del sobre de sopa, dos huevos y media cucharada de curry. Dejar reposar una hora.
Mientras tanto, freímos la cebolla y la zanahoria picadas en un fondo de aceite. Cuando estén pochadas, agregamos la cucharada de harina, el resto del curry, dos vasos de agua y un poco de sal. 
Dejamos cocer todo unos minutos y seguidamente agregamos las albóndigas directamente, sin freír.
Hervir el conjunto hasta que esté en su punto. Si es necesario se le puede agregar más agua o también nata durante la cocción.
Al ser unas albóndigas bastante especiadas les va bien un acompañamiento de arroz blanco.

jueves, 19 de mayo de 2016

Té con matalahúga y canela

El desayuno molinero del que os hablé el otro día se puede acompañar de café con leche o un té con matalahúga y canela.
Este té es una bebida muy popular en Marbella porque aquí hubo una fábrica en los años 40 del pasado siglo.
Esta es la receta.
 
Ingredientes
Una cucharada de matalahúga
Un palo de canela
Un clavo de olor
Un trozo de piel de naranja y otro de limón, o dos o tres flores de azahar
Una cucharadita de té negro
Dos rebanadas de pan moreno
Una naranja pelada y cortada en rodajas
Aceite de oliva virgen extra

Elaboración
Poner a cocer la matalahúga, la canela, el clavo y las pieles o las flores.
Una vez que hayan hervido, apagar el fuego y agregar el té. Dejar reposar unos minutos y seguidamente colar.

lunes, 16 de mayo de 2016

Desayuno molinero

Mi madre, Paquita la del molino, no nació en una almazara, pero sí en un molino harinero. Era el molino de Magaña, apodo de mi abuelo, sito al este del río Guadalpín, muy cerca de su desembocadura. Allí nació y creció mi madre, y vive hasta el día de hoy a unos 200 metros del mismo, en la parte alta y llana de la finca, un terreno de labranza donde se cosechaba el aceite para todo el año.

Esta es una de las tinajas donde se guardaba el aceite, con capacidad para 11 arrobas.
Mi madre no ha perdido el gusto por las cosas buenas. La comida que más disfruta es el desayuno, especialmente cuanto consiste en buñuelos, en pan frito con miel Y té con matalahúga y canela acompañado de pan tostado con aceite y naranja, es decir, el desayuno molinero, un desayuno rico y nutritivo.
Luego tostamos el pan, si es posible sobre las brasas. Colocamos sobre un plato las rodajas de naranja a un lado y aceite al otro y mojamos el pan en ambos.